Envía un TE QUIERO
Envía un TE AMO
¿Artículo nuevo?

En este caso de la pantalla en blanco… uff, ¡qué cosa más desagradable! llevo dos días queriendo escribir algo aquí y nada, que estoy en blanco, así que he pensado lanzarme a escribir sin ton ni son y a ver qué sale. Normalmente me funciona, ya veremos hoy…

¿Y de qué podría yo hablar? bueno, las fechas en que estamos son propicias, ya sabéis para qué, pero es que no… me niego a hablar de la Navidad propiamente, aunque no sé, me he enterado de que el Vaticano anda cabreado últimamente porque se ha dado cuenta de que la Navidad está perdiendo su auténtico espíritu y se ha vuelto una fiesta del consumo… anda, que éstos también son rápidos de reflejos…

Y no es que les falte razón, también leí que un porcentaje altísimo de niños en Inglaterra no tenían ni la más remota idea de que en estas fechas se celebraba el nacimiento de Cristo… pero vamos, que lo de transformar las fiestas al gusto ya lo ha hecho la iglesia católica toda la vida, tampoco es nada nuevo. Como no podían eliminar por completo las fiestas populares, las convirtieron en religiosas: fiestas de la cosecha convertidas en las fiestas de San no sé quién, solsticio de verano por San Juan, (el de invierno serán las navidades ¿o qué? porque Jesús tampoco nació precisamente un 25 de diciembre…), y así con todo, con el más escandaloso ejemplo de los Carnavales.

En cualquier caso, aún como atea reconocida que soy, debo confesar que no me gusta en lo que se ha convertido la Navidad. Yo el sentido religioso no se lo puedo encuentrar por ningún lado, qué se le va a hacer. Con todos mis respetos a los religiosos, yo cada vez los entiendo menos. Las últimas veces en que he tenido que asistir a alguna ceremonia tipo boda o funeral me he sentido en medio de algún extraño ritual que no llego a comprender. Para que me entendáis los que seáis católicos, como si vosotros os encontrarais de golpe en mitad de una ceremonia budista, por decir algo…

Sin embargo tampoco me gusta la navidad como excusa para pegarse grandes comilonas, dejarse un dineral en regalos y comidas que valen el doble que cualquier otra fecha del año y que además, con suerte, no volveremos a comer hasta la navidad siguiente… me parece algo ridículo. Sí me gusta que sirva de excusa para reunir familias, por ejemplo, aunque no si al final va a servir para que acaben discutiendo… Me gusta también su vertiente de época de reflexión: esa especie de repaso a lo que ha sido el año, los buenos propósitos para el siguiente… creo que los judíos tienen algo parecido a ésto, aunque seguramente ellos se lo tomarán bastante más en serio. La religión católica es lo que tiene, que cada uno la interpreta a su manera y cumple de ella lo que le parece bien y lo que considera que no es oportuno pues lo deja de lado y punto… es curioso…

Bueno, parece que ya se me ha curado el síndrome maldito… no pensaba yo hablar de esto pero ha salido así, ya sabéis lo que pasa cuando se deja a la mente vagar libremente y al teclado seguirla… Espero no haber ofendido a nadie. Os aseguro que nada más lejos de mi intención. Yo tengo mis ideas sobre las distintas religiones e iglesias pero ante todo soy extremadamente respetuosa con todas ellas y sobre todo con sus seguidores.


5 comentarios »

5 comentarios a “El síndrome del folio en blanco”

  1. el 20 Dic 2006 a las 20 diciembre 2006 PR: 4 tArA

    Pues para tener el sindrome del folio en blanco, para mi gusto has escrito algo muy sensato y muy interesante.
    Tambien soy atea, pero de las que no hay vuelta atras, xq hay gente que cuando envejece o se pone enferma reza por si acaso.
    Para mi las navidades son para juntarse la familia y pasar un buen rato, pero bueno si cae algun regalillo, no ta mal no?jejeje

  2. el 20 Dic 2006 a las 20 diciembre 2006 PR: 4 lamamma

    yo creo que tampoco tengo vuelta atrás ya, pero por si acaso no lo digo muy alto, que ya he aprendido la lección. Si supieras la de veces que fui pregonando por ahí que no pensaba casarme ni tener hijos… y al final me casé dos veces (con el mismo, cosas raras que hacemos nosotros) y estoy embarazada de mi segundo hijo… así que yo ya por si acaso me callo, no sea que a la vejez viruelas… no creo, la verdad, hoy por hoy lo tengo tan claro… pero la vida da muchas vueltas, oye…

  3. el 20 Dic 2006 a las 20 diciembre 2006 PR: 4 tArA

    bueno yo en dios no creo y en la iglesia menos, y lo de la boda, no se, a mi eso de casarme de blanco y tal no me hace muxa ilusion, pero quien sabe, hace poco estuve en la boda de una amiga y me emocione y todo, jeje, pues lo que tu dices, la vida da muchas vueltas.

    Besos wapa

  4. el 20 Dic 2006 a las 20 diciembre 2006 PR: 4 Ártemis

    Chiquilla, para tener miedo al folio en blanco, te ha salido un artículo bastante bueno, enhorabuena 😉

    Yo creo en Dios, o lo que haya ahí arriba, pero no en la Iglesia, ya que lo considero el mayor negocio de la Historia y, si me apuras, una vergüenza para las doctrinas que dejó Jesucristo: Él dijo que nada de ostentación y lujos…. y me da la sensación de que la Capilla Sixtina, por poner un ejemplo, no es muy austera que digamos… y por supuesto que el voto de pobreza sólo les parece bien en el tercer mundo.

    Jesucristo también dijo algo así como que nos amemos los unos a los otros y que no hagamos daño a nadie. Pues ya está ahí la Iglesia para castigar… Y muchas más cosas, pero que no las pondré por no aburrir y porque ni yo misma me acuerdo de todas. (Yo también espero que nadie se haya ofendido por lo que he dicho, y si ha sido así, lo siento, no era mi intención)

    En cuanto a la Navidad… Sí, me gustan estas fechas, aunque me repatea eso de que vengan l@s que me han estado puteando todo el año con su sonrisa de oreja a oreja a desearme unas felices fiestas.

    En fin, espero que cuando yo también tenga miedo al folio en blanco, me salga algo tan bueno como a ti.

    Besos!

  5. el 21 Dic 2006 a las 21 diciembre 2006 PR: 3 [_La NaDa_]

    Yo ni creo ni dejo de creer… Simplemente no sé si Dios o algo por el estilo existe, pero como no tengo ni la menor idea, ni lo acepto ni lo rechazo. La Iglesia tampoco me gusta, creo que utilizan la fe de la gente a su antojo en la mayoría de los casos (habrá quien se salve, desde luego)… Pero bueno, sí me gustan los «rituales», aunque yo no me casaría, pero me parecen distintivos de nuestra cultura y las tradiciones que no hacen daño a nadie (no como los toros…) me suelen gustar.

    La Navidad yo no la veo tampoco desde el punto de vista religioso, pero sí como unas fiestas. Como el San Juan que citaste, por ejemplo, o los carnavales… De vez en cuando creo que necesitamos una fecha en el calendario para pararnos a pensar, porque en el mundo de hoy se nos pasan los días queriendo hacer o decir miles de cosas pero no encontramos la ocasión. Por ello me encanta que las fechas nos la propicien: quien quiera que la use y quien no que la ignore, pero a mí personalmente me gusta disfrutar las fiestas, y eso no quita que cuando me apetezca un bombón me lo coma, o que cuando quiera hacer un regalo lo haga, pero como ya dije tenemos tanto de lo que ocuparnos que se nos pasan a veces estas cosas. Saludos.

Deja un comentario

*
To prove you're a person (not a spam script), type the security word shown in the picture. Click on the picture to hear an audio file of the word.
Anti-spam image