Envía un TE QUIERO
Envía un TE AMO
¿Artículo nuevo?

Una de chistes

Una pareja de amantes está retozando en la cama cuando oyen entrar al marido. Saltan de la cama y ella le calma:

«No te preocupes, te voy a cubrir de talco y te estás completamente quieto para pasar por una estatua».

Rápidamente lo cubre, quedando él todo de blanco. Al momento, entra el marido en la habitación.

«¿Qué tal, cariño?»

«Pues, muy bien, mi amor».

«¿Y esta estatua?»

«Pues nada, vi el otro día una igual en casa de los Pérez, me gustó y la he comprado esta mañana».

Sin más comentarios se acuestan los dos.

A las tres de la madrugada, el marido se levanta, se va a la cocina, coge un vaso de leche y unas galletas y regresa a la habitación. Se acerca a la estatua y le dice al oído:

«Toma, machote, que yo me pasé así tres días en la casa de los Pérez y no me ofrecieron ni un vaso de agua».

——————————————–

Un grupo de legionarios estaba de maniobras en una montaña cuando, súbitamente, comienza a llover de una forma increíble. Uno de los mercenarios, entre el acojone y la lluvia se pierde. Andando y andando se encuentra una casa y va hacia ella. Toca a la puerta y sale una mujer:

«Hola, buenas, ¿qué se le ofrece?»

«Pues mire, que soy un legionario y busco una cama para dormir porque, ya ve, estoy pillando una pulmonía…»

«¡PEPEEEE, le dejamos pasar!»

«Hombre, sólo hay una cama, pero una mala noche la tiene cualquiera… Venga, que pase».

Pues nada, que pasa el soldado y cuando llega la hora de dormir, se acuestan todos en la cama. El marido a un lado, el invitado en medio y la mujer al otro lado. A medianoche, la ventana empieza a dar portazos y se monta en la habitación un frío de esos que hacen que se te hiele hasta lo que más caliente se pone. Dice Pepe:

«¡María, levántate y cierra la ventana!»

«Pero, hombre, si aquí está éste de acoplao, ¿por qué la tengo que cerrar yo?»

«Hombre, yo con mi pulmonía…», se queja el legionario.

«Bueno, bueno, hacemos una cosa: el primero que hable, se levanta y la cierra», propone Pepe.

Pasan las horas, la una, las dos, las cuatro… Y allá por las cinco y media grita la mujer:

«¡PEPE, QUE ME HAN FOLLAO!»

«¡A cerrar la ventana, que a mí me han dao por el culo y me he callao!»

——————————————–

Un matrimonio inglés. La mujer le pide al marido:

«James, nuestro hijo ha cumplido 16 años y creo que deberías hablarle de hombre a hombre y contarle lo que hacen la vaquita y el toro, la abejita y el abejorro, el perrito y la perrita, etc.»

«De acuerdo, querida».

A continuación va a buscar a su hijo y le dice:

«John, siéntate y sírvete un whisky. Tú y yo vamos a tener una conversación de hombre a hombre. ¿Tú te acuerdas, John, cómo el año pasado, cuando estabamos cabalgando cerca del río, nos encontramos a dos chicas desnudas bañándose y acabamos tirándonoslas? Pues bien, tu madre quiere que sepas que eso también lo hacen las vaquitas, los perritos, las ovejitas…»


2 comentarios »

2 comentarios a “Una de chistes”

  1. el 26 Jul 2007 a las 26 julio 2007 PR: 4 Ártemis

    xDDDDDDDDD Muy buenos, sep.

    Gracias por hacerme reír un ratico.

  2. el 26 Sep 2007 a las 26 septiembre 2007 PR: 0 pilar

    gracias por hacerme reir y olvidarme de las cosas malas que me rodean, me gustaron los chistes porqu ealgunos son muy originales y asi tambien me soy tiempo de contarselos a mis amigas!!!!!

Deja un comentario

*
To prove you're a person (not a spam script), type the security word shown in the picture. Click on the picture to hear an audio file of the word.
Anti-spam image